Oltra destaca el papel de la Ciudad de la Esperanza durante la pandemia convirtiéndose en ‘la casa de muchas personas que no tienen un hogar’

Anuncios

– La vicepresidenta ha visitado este centro que comparte con la Generalitat el objetivo de “ayudar a las personas en riesgo de exclusión social a construir un proyecto de vida independiente”
– Destaca que la Generalitat ha triplicado el presupuesto destinado a acción comunitaria, pasando de 1,1 a 3,5 millones de euros



La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha visitado esta mañana las instalaciones de la Ciudad de la Esperanza, en Aldaia, donde ha destacado su papel durante la pandemia, especialmente en el confinamiento, cuando “se convirtió en la casa de mucha gente que no tenía un hogar en el que estar”.

Oltra ha señalado que esta visita se enmarca dentro del trabajo en común que realiza la Conselleria con las entidades dedicadas a la atención a las personas más vulnerables “que el confinamento truncó y que ahora hemos retomado”.

Este retraso ha permitido poner en valor el trabajo que realiza la Ciudad de la Esperanza para atender a las personas en situación de riesgo de exclusión, y en concreto el realizado desde el inicio de la crisis por la COVID-19, “que fue determinante a la hora de poder acoger a gente que estaba en la calle en un momento en el que no se podía estar allí”.

Durante su visita, han tratado sobre los planes de futuro y las convocatorias públicas de ayudas de la Generalitat para apoyar los proyectos de intervención psicosocial para personas en situación de exclusión social y, en concreto, “sobre la línea del 0,7% del IRPF del ejercicio 2020 que se encuentra actualmente en fase de baremación por parte de los técnicos”.

En este sentido, la vicepresidenta ha destacado “el esfuerzo que está realizando la Generalitat en materia de acción comunitaria, pasando en cinco años de destinar 1,1 millones de euros a los 3,5 millones de euros actuales, es decir, en cinco años hemos triplicado el presupuesto de las subvenciones que se destinan a atender las iniciativas relacionadas con el ámbito de la exclusión social, desde personas sin techo a migrantes o personas en situaciones económicas muy precarias”.

Además, durante la visita han tratado sobre las posibilidades que ofrece la Ciudad de la Esperanza dentro del plan de la Generalitat para reorganizar los diferentes centros de acogida de forma especializada.

Así, ha apuntado que la Ciudad de la Esperanza, con más de 60.000 metros cuadrados, cuenta con un gran espacio para “especializar los itinerarios de inclusión, que es el objetivo que compartimos tanto la Generalitat como el centro”.

“El objetivo es que la gente que lo necesita pase por aquí de forma temporal, donde se les ayuda a través de itinerarios socio-laborales de inclusión a construir su proyecto de vida independiente y autónomo, que es lo que todas las personas quieren lograr”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *