Más de 1.400 familias se benefician de las ayudas del Plan Renhata20, el doble que en ediciones anteriores

Anuncios

– El número de solicitudes recibidas se ha duplicado en un año, pasando de las 709 a las 1.692
– El presupuesto destinado a estas ayudas es de casi cinco millones de euros, dividido en dos anualidades



La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática ha concedido 4.949.834 euros en ayudas para la mejora de las condiciones de habitabilidad de las viviendas.

La dirección general de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética convoca anualmente el Plan de Reforma Interior de Viviendas, Plan Renhata. En esta convocatoria se han recibido 1.692 solicitudes, cifra que dobla el número de solicitudes recibidas la convocatoria anterior de 2019 y las concesiones se dividen en dos anualidades: 2.899.834 euros en 2020 y 2.050.000 euros en 2021.

En total, serán 1.483 las familias que se beneficien de estas ayudas destinadas a mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas, tras denegar 28 solicitudes duplicadas y 181 por no cumplir los requisitos establecidos en las bases de la convocatoria.

Cabe recordar que en esta edición el Plan Renhata incluye una serie de novedades como la incorporación de criterios de sostenibilidad en la baremación de las ayudas para poder optar a una mayor cantidad subvencionable, alcanzando en este caso hasta el 50 % del presupuesto elegible.

Además en esta edición también se incluye la subvención de instalaciones de sistemas integrados de domótica que mejoren la accesibilidad y la autonomía en el uso de la vivienda a personas con diversidad funcional y movilidad reducida.

Por último también se ha flexibilizado y agilizado el proceso y han podido optar a estas ayudas tanto las obras ya finalizadas como aquellas actuaciones no iniciadas, no terminadas o en curso en el momento de la solicitud.

Un revulsivo para los sectores de la construcción y la cerámica

Estas ayudas que se convocan por cuarto año consecutivo se enmarcan dentro de las políticas que impulsa la Generalitat dirigidas a mejorar las condiciones de las viviendas de uso habitual y permanente y que en esta edición, y ante la situación generada por la crisis de la COVID-19, pretender ser un importante revulsivo para el sector de la construcción y la cerámica que se está viendo duramente afectado por la parálisis económica.

Desde 2017 más de 2.000 familias se han beneficiado de las ayudas del Plan Renhata, lo que ha supuesto una inversión de cerca de 6 millones de euros y la creación o mantenimiento de hasta 1.200 puestos de trabajo, según los datos que maneja la dirección general de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética.

En concreto, para esta edición se estima que el impacto de las ayudas en el sector de la construcción sea de entorno a los 15 millones de euros con una generación de empleo de más de 700 puestos de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *