El IVAM reivindica el patrimonio cultural de la huerta valenciana

Anuncios

– La artista Asunción Molinos Gordo recrea en la galería 6 el sistema de acequias para rendir tributo a las comunidades campesinas


Asunción Molinos Gordo recrea en la galería 6 del IVAM el sistema de acequias de la huerta de València para rendir homenaje al campesinado valenciano. La exposición permanecerá en el museo valenciano hasta el 11 de abril de 2021

“La huerta de València es un ejemplo de obra de ingeniería que muestra la gran capacidad de las comunidades campesinas para construir complejos sistemas de funcionamiento cultural”, afirma la artista Asunción Molinos Gordo.

En su proyecto para la galería 6 del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), que lleva por título ‘Como solíamos…’, la artista ha construido 21 metros lineales de muros de tierra prensada reproduciendo el recorrido de las acequias valencianas. Un sistema de medidas que garantizó la distribución equitativa del caudal del río Turia y que “apuntaló los pilares de la paz social que sirvió para desarrollarse y crecer”, en palabras de la propia artista.

Ese conocimiento heredado, esa sabiduría del mundo rural y la conexión entre arte y naturaleza, es lo que ha destacado la directora del IVAM, Nuria Enguita, en la presentación de la exposición que permanecerá en el museo valenciano hasta el 11 de abril de 2021. “Asunción Molinos manifiesta en su práctica artística, que es poética y política, las fuertes conexiones entre naturaleza y cultura: la huerta valenciana es un ecosistema complejo que reúne no solo un espacio productivo, sino un conjunto de saberes fundamentales, un modo de vida ancestral y un paisaje específico. Su destrucción supone una gran pérdida patrimonial y humana”, ha subrayado.

Para la construcción de los muretes de tierra prensada que trazan el recorrido de la acequia en la galería 6 del IVAM, se ha utilizado la antigua técnica del tapial que se caracterizaba porque a la tierra apisonada se le incorporaba un refuerzo de piezas de cerámicas. La comisaria de la muestra, Sandra Moros, ha explicado que los materiales para construir estos muretes llevan incrustados fragmentos de cerámicas y terracotas. El uso de estos materiales y de esta técnica sirven para que el visitante se imagine cómo se han ido filtrando y sedimentando los saberes desde la época andalusí hasta hoy.

La segunda planta de la exposición toma como punto de partida la tradición histórica de la tira de contar, mediante la cual los agricultores valencianos venden directamente sus productos frescos de la huerta. Este sistema de venta se fue reduciendo con el tiempo, pero actualmente tiene su hueco en Mercavalencia. Para recrear esa tira de contar, la exposición reúne decenas de cajones apilados de frutas, verduras y escombros que obligan a reflexionar sobre el incierto futuro de la huerta valenciana, cuya supervivencia se ve amenazada. La artista burgalesa ha destacado: “Soy hija de labradores de un páramo cerealista y mi visión sobre la huerta valenciana, en ese sentido, es externa, pero al mismo tiempo soy del gremio. Los problemas de los agricultores de una geografía y otra son los mismos”.

A través de la exposición, la artista nos invita a reflexionar sobre una paradoja: el campesinado tradicional está desapareciendo por las técnicas industriales y los monocultivos y, sin embargo, sus métodos son los que garantizan la sostenibilidad. Molinos Gordo también ha mencionado la noción de “soberanía alimentaria”, ya que “la COVID ha puesto en valor la huerta: València nunca se hubiera quedado desabastecida durante la pandemia”.

“El trabajo de Asunción Molinos Gordo reúne arte, ciencia y ecología y nos muestra cómo naturaleza y cultura están siempre íntimamente relacionadas”, ha resumido la directora del IVAM, Nuria Enguita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *