El Institut Valencià de Cultura presenta FestiMapp

Anuncios

– ‘Mapa de festivales de cine de la Comunitat Valenciana’
– La presentación y el encuentro con los participantes se realizó el día 18 de forma telemática

El informe ‘FestiMapp. Mapa de festivales de cine de la Comunitat Valenciana’, es una iniciativa del Institut Valencià de Cultura que se elabora de forma bianual desde 2014.

El informe de este 2020, que corresponde a la cuarta edición, persigue el mismo objetivo que sus predecesores: recopilar y actualizar los datos más relevantes sobre los festivales de cine que se celebran en nuestro territorio. No obstante, presenta algunas novedades importantes tanto en lo que se refiere al cuestionario para la recogida de la información, como al planteamiento mismo del estudio en un sentido más amplio.

El informe ‘FestiMapp 2020’ vuelve a utilizar la encuesta como principal técnica de recogida de datos, pero esta parte inicial, de enfoque más cuantitativo, se complementará en los meses próximos con un estudio cualitativo realizado a partir de grupos de discusión que tendrán a los propios festivales como protagonistas.

Respecto a la encuesta cabe señalar que, además de incluir muchas de las variables en las que se basaban las entregas precedentes, se ha optado por completar el cuestionario con un apartado específico para medir las consecuencias más destacables que la pandemia de la COVID-19 está teniendo en el panorama de festivales valencianos.

La reformulación y ampliación de la encuesta ha permitido incrementar la cantidad y precisión de los datos recopilados, pero también ha conllevado un esfuerzo mayor por parte de cada uno de los festivales que han decidido participar.

Simplificando, la encuesta se divide en los siguientes apartados:
Logística y estructura: datos descriptivos básicos como el nombre del festival, la fecha y lugar de celebración, periodicidad, duración, entidad organizadora, equipo de dirección, sedes y aforo, así como informaciones relativas al presupuesto, recursos humanos, etc.

Contenidos: número de secciones, si hay o no sección competitiva, si se ofrecen contenidos ‘online’, qué géneros o temáticas aborda el festival, cuántas películas proyecta, ámbito geográfico, formato, premios, actividades paralelas y otros contenidos.

Audiencias: número de salas y de espectadores/doras, si asisten personas invitadas, personal profesional y de prensa acreditado, etc.

COVID: cómo ha afectado la pandemia a la edición del 2020 y/o si está contemplado que lo haga en la del 2021 en función de las fechas de celebración, u otras variables.

Otras cuestiones: se pregunta a los festivales por la posibilidad de que se integren en otros certámenes o que otros se integren en el suyo, así como sobre la necesidad (o no) de constituir una coordinadora que agrupe a todos los festivales de la Comunitat Valenciana.

Preconclusiones encuesta ‘FestiMapp 2020’

El número de festivales censados ha aumentado en cada edición de FestiMapp. Si en 2014 eran 45, en 2016 subieron a 68, en 2018 a 71 y este año alcanzan los 77. Algunos de ellos se mantienen, otros han desaparecido, pero, en cambio, se han puesto en marcha un buen número de certámenes en estos seis años. La tasa de respuesta en 2020 se ha incrementado hasta alcanzar casi el 77 %, es decir, 59 de los 77 festivales han cumplimentado el cuestionario.

El mayor número de festivales se concentra en la provincia de Valencia, seguida por la provincia de Alicante, situándose Castellón en tercera posición. Aunque el orden no ha experimentado variaciones, Alicante recorta distancias: si en 2014 sumaba un 30 % de los festivales, frente al 53 % de la provincia de Valencia, hoy alcanza el 36 %, mientras que Valencia se queda en un 48 %.

La diversidad es, sin duda, la nota dominante en todos los niveles: tanto por lo que respecta al ‘tamaño’, las temáticas o géneros que incluyen, el presupuesto y equipo de trabajo con el que cuentan, el número de películas que proyectan o las actividades culturales y formativas complementarias. Sin embargo, puede afirmarse que predominan los festivales de carácter internacional (59 %), los que proyectan cortometrajes, sin excluir otros formatos, (90 %), los que ofrecen las películas en versión original (97 %) y los que incluyen secciones competitivas (88 %) y actividades paralelas (83 %).

Los festivales jóvenes son los que predominan en nuestro territorio. Aunque los porcentajes varían en cada edición, los certámenes que tienen entre 1 y 5 años de existencia, o entre 6 y 10, son los más numerosos. En 2020 estos suman más del 60 % de los encuestados, y si se abre el foco al total de festivales censados a día de hoy (77), casi la mitad han nacido en la última década.

La participación de organismos privados, de muy distinta índole, se impone en los últimos años. En concreto, en 2020 el 58 % de los festivales encuestados han sido organizados por entidades privadas, que también están presentes en el 17 % de certámenes que coorganizan junto a instancias públicas. En el 25 % restante solo intervienen entidades públicas.

La mayor parte de festivales reciben algún tipo de financiación pública, otra constante a lo largo de los años. Desde 2016, los que se financian, al menos parcialmente, por algún tipo de ayuda pública suponen más del 80 %, y en 2020 el 71 % también son beneficiarios de contribuciones por colaboraciones privadas y/o patrocinios. Es decir, la fórmula mixta es la predominante.

Aunque los equipos de trabajo que sacan adelante los festivales varían, más de la mitad de los que han respondido a esta pregunta (55 %) están compuestos por grupos muy reducidos: de entre 1 y 5 personas. Dato que, sumado al promedio bajo de los presupuestos, al hecho de que la mayoría de certámenes se celebran en localidades de dimensiones reducidas o a las modestas cifras de espectadores/doras (el 34 % en 2020 no ha llegado a los 500), confirma que el ‘festival medio’ de la Comunitat Valenciana es un festival pequeño.

La gran mayoría de festivales del territorio valenciano (casi el 90 %) otorga algún premio, ya sea con o sin dotación económica, y más de la mitad (53 %) ofrecen ambos tipos de galardones.

El 78 % de los festivales encuestados confirman haberse visto afectados en su última edición por la crisis de la COVID-19. El 28 % tuvieron que ser pospuestos, mientras que el 26 % han sido suspendidos. Sin embargo, en cuanto al presupuesto, una importante mayoría de los afectados asegura no haber sufrido variaciones o incluso haber registrado un aumento del mismo (41 %), o reporta una reducción mínima de este (24 %). Preguntados sobre la actividad ‘online’, el 50 % indica que esta se ha mantenido prácticamente igual a ediciones anteriores, mientras que el 24 % señala un aumento muy considerable. Por último, también resulta especialmente relevante que el 57 % de los 46 festivales afectados por la pandemia en 2020 nieguen el impacto de los cambios a largo plazo, siendo su objetivo volver a la situación anterior a esta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *