Dos estudiantes de Arquitectura de la UPV ganan el concurso Habitar la Post-Pandemia impulsado por Vivienda

Anuncios

– El objetivo es diseñar soluciones espaciales innovadoras que mejoren la capacidad de adaptación de las viviendas frente a riesgos similares
– La Conselleria de Vivienda impulsa este certamen junto a la Càtedra Innovació Habitatge-UPV, la Escuela Técnica Superior de Arquitectura-UPV, la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas del CEU y el IVE



Dos estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universitat Politècnica de València (UPV) han resultado ganadores del concurso, impulsado por la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, ‘Habitar la post-pandemia: innovación para la resiliencia social y habitacional en tiempos de confinamiento’.

El equipo formado por Alejandro Moreno y Carlos Silvestre es el ganador de este certamen, dirigido al conjunto de estudiantes de Arquitectura de las universidades de la Comunitat.

Dado que la crisis sanitaria por la COVID-19 ha obligado a la ciudadanía a confinarse en sus viviendas, la Càtedra Innovació en Habitatge de la UPV, la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UPV; la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH) y el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE) han querido contribuir a visualizar el panorama acontecido, la problemática y las posibles soluciones ante esta situación.

El objetivo de este concurso, organizado en dos fases, es el diseño de soluciones espaciales innovadoras que permitan mejorar la capacidad de adaptación de las viviendas frente a riesgos similares. Partiendo de las reflexiones derivadas de la situación de confinamiento vivida, se buscan propuestas de reforma de una vivienda perteneciente al parque público de la Generalitat.

El concurso se estructura en dos fases. En la primera el objetivo es obtener una cartografía de la situación de confinamiento en la vivienda objeto de concurso.

Se trata de reflejar una problemática determinada, basándose en las experiencias vividas por la persona concursante, pero poniéndose en la situación de un contexto físico (vivienda, bloque de viviendas, barrio) y social (unidad de convivencia).

Por tanto, se persigue evidenciar mediante material gráfico la diversidad de problemas a los que esta unidad de convivencia ha debido enfrentarse durante el confinamiento, además de las soluciones que se hubiesen podido implementar para resolverlos, todo ello, sin acometer modificaciones permanentes de la configuración espacial. Por ejemplo, la adaptación ‘sin obras’ a base de cambios de uso, de mobiliario, de apropiaciones de espacios, etc.

Los trabajos seleccionados en la primera fase optaron al desarrollo de una segunda fase que supondrá la reforma de la vivienda perteneciente al parque público de la Generalitat para poder extraer soluciones innovadoras de adaptación frente a riesgos similares.

Proyecto realista

El equipo ganador ha planteado el desarrollo de una propuesta de forma global a nivel urbano, de bloque y de vivienda. Mejora la vivienda existente con un proyecto realista y convincente en todas sus escalas.

El jurado ha valorado la auto-exigencia y la auto-crítica para llegar a una solución que resuelve también cuestiones de equidad habitacional, eficiencia energética y perspectiva de género. Además, son soluciones válidas para situaciones anteriores y posteriores a la COVID.

El equipo formado por Óscar Árenos, Elena Llácer y Pablo Muñoz, también alumnado de la UPV, ha recibido un accésit por una propuesta sugerente que analiza y reflexiona sobre la problemática existente en la vivienda social, y aporta una solución sencilla que conjuga el espacio de uso compartido con la intimidad de la vivienda.

El jurado ha estado formado por el director general de Calidad y Eficiencia Energética y en representación del IVE, Alberto Rubio; Carmen Ferrer, de la Càtedra Innovació en Habitatge de la UPV; María Flores, en representación de EVha; Carla Sentieri, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UPV; Juan Marco Marco, de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas del CEU Cardenal Herrera; Marta Orts, arquitecta con reconocida trayectoria en materia de vivienda social, y Laura Lizondo.

Los trabajos del concurso se mostrarán en una exposición virtual con su correspondiente catálogo. Todo ello se alojará en la web CaLab-Casa Laboratorio, sección Càtedra Innovació en Habitatge.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *