Acción Cultural Española y la Universitat presentan en La Nau una exposición fotográfica que rinde homenaje a la vida nocturna en las principales ciudades españolas de la primera mitad del siglo XX

  • Los autores que firman las fotografías se remontan a los primeros maestros del fotoperiodismo como Alfonso, Cortés y Santos Yubero en Madrid, Brangulí, Gaspar, Sagarra y Torrents en Barcelona, la saga de los Vidal en Valencia, Pacheco en Vigo… o el fotógrafo y editor Lucien Roisin
  • Las 120 imágenes en blanco y negro muestran cómo las ciudades se pueblan de noctámbulos que deambulan entre cafés, cines, clubes y teatros, acudiendo a los espectáculos de variedades y cómo la mujer empieza a cobrar un mayor protagonismo al dotarse de más independencia en una sociedad cada vez más movilizada

El Centre Cultural La Nau de la Universitat de València acoge entre el 10 de diciembre de 2021 y el 27 de febrero de 2022 la exposición NOCTURNAS 1900-1960. Mientras la ciudad duerme…, un homenaje a la vida nocturna en las principales ciudades de España de la primera mitad del siglo XX. Una invitación a recorrer sus calles y adentrarse en sus tabernas, cafés, cines o teatros gracias a las fotografías que nuestros reporteros tan hábilmente supieron captar a la luz del magnesio.

Organizada por Acción Cultural Española (AC/E) y el Vicerrectorado de Cultura de la Universitat de València, con la colaboración de la Comunidad de Madrid, la exposición es una apología a la luz en la noche y la evolución de su alumbrado; el testimonio gráfico de una conquista: la ciudad nocturna, hasta entonces reservada a unos pocos noctámbulos, artistas y “gentes de mal vivir”.

En la muestra, comisariada por Lucía Laín, se pone en valor los grandes nombres de la fotografía española del pasado siglo, desde el primer fotoperiodismo hasta la fotografía de intencionalidad más artística con que se cierran los años cincuenta. La exposición, que recoge más de un centenar de fotografías que pueden contemplarse en la primera planta del Claustro de La Nau, se ha presentado esta mañana en una rueda de prensa con la participación de la vicerrectora de Cultura y Deporte, Ester Alba, Isabel Izquierdo, directora de programación de Acción Cultural Española (AC/E) y la comisaria de la exposición Lucía Laín.

La comisaria de la exposición, que se ha declarado “una amante de la fotografía documental”, ha agradecido la organización de esta exposición porque permite “retrotraernos 100 años y vernos a nosotros mismos capturando la noche”. La fotografía, ha concluido, “es el pretexto para ver quiénes éramos, quiénes somos y hacia dónde vamos”.

Por su parte, la vicerrectora y la directora de AC/E han subrayado la importancia de las sinergias entre instituciones para organizar propuestas culturales y que, en el caso de ambas, se remonta a 2007, con la exposición sobre la figura de Josep Renau que pudo visitarse en La Nau de la Universitat, además de otras exposiciones e iniciativas del ámbito de las artes escénicas.

Además, Ester Alba ha remarcado que esta exposición, “que permite recorrer la primera planta del Claustro como si se tratara de una calle”, ya que las fotografías se han instalado en los intercolumnios, nos permite descubrir “los espacios sociales” que las mujeres ocuparon de 1900 a 1930: “Las mujeres empezaron a ocupar la noche, en un proceso de emancipación e independencia femenina que fue cercenado por la Guerra Civil”. La exposición concluye en plena posguerra, en 1960. Y ha concluido insistiendo en la importancia del fotoperiodismo, “y en su papel clave para recuperar la memoria”, como una línia de programación de exposiciones esencial para la Universitat.

Desde la AC/E, la directora de programación, Isabel Izquierdo, ha manifestado la importante labor de la comisaria para homenajear la vida nocturna a través de una ardua búsqueda y recuperación de imágenes en archivos nacionales e internacionales para así narrar “la historia de España, de la propia historia de la fotografía y de las infraestructuras de las ciudades retratadas”.

Los autores que firman las 120 fotografías en blanco y negro que conforman NOCTURNAS 1900-1960. Mientras la ciudad duerme… se remontan a los primeros maestros del fotoperiodismo como Alfonso, Cortés y Santos Yubero en Madrid, Brangulí, Gaspar, Sagarra y Torrents en Barcelona, Pacheco en Vigo… o el fotógrafo y editor Lucien Roisin, que recorrió con su cámara toda la geografía española. Gracias a sus instantáneas, el público podrá conocer también el trabajo de las personas encargadas de mantener en funcionamiento la maquinaria de la gran ciudad en la noche: los conductores de los últimos tranvías, obreros de la construcción, camareras, faroleros y serenos. Todo ello se podrá ver en las imágenes de la noche a gran formato y con citas literarias de los escritores y periodistas coetáneos que aluden a la noche y sus habitantes.

La mayoría de los fotógrafos son españoles, pero también fotógrafos como Adolfo Zerkowitz, fotógrafo austríaco afincado en España, o Ruth Matilda Anderson, fotógrafa estadounidense que viajó por España con la Hispanic Society, hicieron alguna incursión en la noche española.

La ciudad de València está presente a través de una serie de nocturnos captados por el fotógrafo Luis Vidal entre los años 1945 y 1968. El espectacular retrato de grupo de unos niños posando en la noche con sandías iluminadas de 1944 abre la serie. La plaza del Ayuntamiento iluminada, la salida del Teatro Serrano, la feria de julio en la Alameda en los 50’s, el teatro Principal o el Mestalla iluminado son algunas de las instantáneas que se pueden observar.

Además, València también está representada por una serie de fotografías publicadas en la prensa gráfica de la primera mitad del XX. La Verbena de San Pedro celebrada durante la Exposición Regional Valenciana de 1909, un nocturno en la Plaza de Emilio Castelar en tiempos de la Segunda República o la vista de la Plaza de la Reina de Adolfo Zerkowitz son algunos ejemplos.

La exposición traza un doble recorrido temporal desde el anochecer hasta las primeras luces del alba y desde las primeras fotografías nocturnas, en los albores del siglo XX, hasta los años sesenta en una sociedad cada vez más movilizada donde la mujer empieza a cobrar un mayor protagonismo al dotarse de más independencia.

Una evolución que truncará la oscuridad impuesta por la Guerra Civil recuperada posteriormente con la apertura de las salas de fiestas, cuando la normalidad de serenos, barrenderos y operarios retoma las primeras horas del alba para poner en marcha la ciudad y la vida. La llegada de la nueva luz de la modernidad y de un nuevo amanecer queda reflejada con las imágenes de fotógrafos de la talla de Portillo, Henece o Catalá Roca.

Con los avances técnicos se inaugura la posibilidad de conquistar la noche en las ciudades, tanto por la proliferación del alumbrado público como por la posibilidad de captarlo al acortarse los tiempos de exposición de las fotografías, acercándonos al concepto de instantánea de la fotografía contemporánea.

Una oportunidad única de recorrer la noche española con sus luces y sus sombras, contrastes desvelados por el flash de magnesio, en un despierto y perspicaz recorrido nocherniego por la primera mitad del siglo XX.

Un recorrido posible gracias a los archivos públicos y las colecciones históricas de diarios como el ABC, de los fondos históricos de ENDESA o de la Fundación Telefónica y de instituciones del calibre del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o la Hispanic Society of America.

Audiovisuales

En la exposición se pueden ver 3 audiovisuales:

El primero, ‘Fotografiar la noche’, nos introduce a la fotografía nocturna desde una perspectiva internacional con mucha presencia de fotógrafos extranjeros. Hay que destacar que cuando los primeros fotógrafos (George Shiras, Benjamin Lloyd, Lewis Hine, Jacob Riis, la fotógrafa Jessie Tarbox Beals…) se adentran en las ciudades a finales del XIX, en las primeras ciudades españolas nuestros fotoperiodistas también lo estaban haciendo, ya que revistas como Blanco y Negro y Nuevo Mundo contaban con una sección dedicada a la noche y con fotógrafos de la talla de Pedro Duque, Salazar y Máximo Cánovas.

El segundo, ‘Nocturno en la Alhambra’, es una interpretación a partir de la serie de fotografías: El bosque de la Alhambra iluminado con bombillas eléctricas tomadas por el fotógrafo Manuel Martín de Victoria (Granada, 1907-1909) en la Alhambra en plena noche apenas iniciado el siglo XX y conservada por la Real Academia de Bellas Artes de Nª Sª de las Angustias.

Y el tercer audiovisual, ‘El alegre Paralelo’, es un fragmento del documental rodado en Barcelona en 1964 dirigido por Enric Ripoll Freixeis y Josep Maria Ramón en Barcelona en 1964 y conservado en la Filmoteca de Catalunya. Es un homenaje a la noche en los años 60, década en que cerramos la exposición. Concretamente dedicado al Paralelo de Barcelona y en la que se refleja el ambiente de una de las calles más emblemáticas de Barcelona y los ecos de su pasado y el Raval con música de jazz de fondo.

Catálogo:

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo que cuenta con 169 fotografías de los grandes maestros de la fotografía de la primera mitad de siglo XX y con un texto ilustrado firmado por la comisaria, Lucía Laín, que propone un recorrido desde los orígenes de la fotografía nocturna en ciudades como Nueva York, Londres o París a su irrupción y desarrollo en España y con diseño de Mauricio D’Ors.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *